La vía para todos, un compromiso
con la seguridad vial de Colombia

Noticia ppal

Las señales de tránsito son el lenguaje de la seguridad vial. Aprenderlo es esencial para viajar protegidos y cuidar a los demás, en especial en esta época de vacaciones en la que las carreteras del país soportan más tráfico.

A continuación te presentamos el significado de las señales imperdibles, aquellas de las que puede depender tu vida o la de los demás durante tu viaje.

¡Ojo al asfalto! Líneas, colores y flechas tienen mucho que decirte:

  1.  Flechas: son blancas y te indican el sentido de circulación. ¡Ir contra la flecha, es ir en contravía!

  2. Líneas, forma y color: dividen los carriles y entregan mensajes según forma y color:

        a. Si la línea es amarilla, significa que los carriles circulan en sentido opuesto.

        b. Si la línea es blanca, significa que los carriles circulan en un mismo sentido.

        c. Si la línea es punteada, significa que puedes realizar cambios de carril, es decir, puedes adelantar. 

        d. Si la línea es continua, haz de cuenta que existe un separador físico ¿te lo brincarías si estuviera hecho de cemento y hormigón?

 

Círculo + borde rojo = prohibición

¡Así como lo lees! Estas son las señales cuya violación no solo te pone en peligro sino que te genera una sanción.

3. Velocidad máxima: si ves un número encerrado entre un círculo rojo, te hablan de velocidad máxima.
4. Prohibido adelantar: aunque el que vaya adelante te parezca lento, evita traspasarlo si ves esta señal. Está pensada para tramos de muy escasa visibilidad o maniobrabilidad y busca tu protección.

 

Rombo amarillo + iconos negros = prevención

Estas señales te advierten de los riesgos posibles en la vía. Si las atiendes sabes a qué te enfrentas en la carretera y viajas más seguro.

5. Zona de derrumbe: demarca una zona donde hay constante desprendimiento de tierra o rocas sobre la vía. Si la ves, chequea el talud, disminuye la velocidad y pasa seguro.

6. Riesgo de accidente: te indica que otros tuvieron incidentes en el tramo, evita tú sufrir uno y ponte atento.
7. Cuva peligrosa: son varias las de esta familia, se trata de las señales más frecuentes en geografías como la de nuestro país. Nos van indicando cómo es el trazado de la carretera más adelante. Dan pistas sobre dónde hay peligro y poca visibilidad.

Ahora que sabes todo esto podrás salir a rodar con un panorama más claro sobre la señalización vial y de seguro lograrás una interpretación más rápida de lo que te dice la carretera. Recuerda que la seguridad vial es la razón de la señalización.

modificaciones-motocicleta-debes-evitar-para-proteger-vida

A algunos amantes de las motocicletas les ha pasado por la cabeza la idea de realizar modificaciones a su vehículo. Sin embargo, de manera inconsciente pueden estar haciendo cambios que atentan contra la seguridad propia y de los demás actores en la vía.

 

1. ¡Los retrovisores son indispensables, no los remuevas!

De las modificaciones que sufren las motocicletas, esta es la más frecuente y la más peligrosa. Los que la realizan argumentan que la motocicleta se ve más atractiva, como si estos espejos fueran un accesorio y no una parte indispensable del vehículo que ha sido diseñado con esmero por los ingenieros. Los retrovisores amplían considerablemente el campo de visión y removerlos significa no ver con claridad el entorno ni a los demás actores viales.

 

2. ¡Con las luces no te metas! Las que trae tu motocicleta son perfectas

Las luces de la motocicleta también suelen ser blanco frecuente de modificaciones. Algunos cambian el color, alteran la intensidad o remueven la cobertura de las farolas.

 

¿Por qué estos cambios son contraproducentes? Aplicar un filtro de color sobre la luz disminuye la potencia de la iluminación, reduce el rango de visión y el tiempo de reacción también se ve afectado.

 

Lo contrario pasa con las luces HID: si bien se les conoce por su alta intensidad y rango de iluminación, encandilan a los demás actores de la vía con su fuerte destello. Es importante ver por dónde se transita pero también es importante ser visto sin problemas.

 

La falsa creencia de remover la cobertura de la farola para aumentar la intensidad de la iluminación también juega en contra de la seguridad vial. Esta cobertura tiene la función de dispersar correctamente la luz y matizar el brillo para quien recibe el destello, así que no es recomendable removerla.

 

3. Sin exosto te haces notar… ¡Pero por la contaminación que generas!

El tubo de escape de la motocicleta es una de las modificaciones  que en ocasiones hacen algunos  motociclistas., Es común que los conductores remuevan el silenciador pues encuentran atractivo el fuerte estruendo que produce el vehículo. Se sienten orgullosos de llamar la atención en la vía. Y lo logran, pero por el efecto de contaminación auditiva. ,

 

Por otro lado el mofle se reemplaza por uno de mayor capacidad que mejore la respuesta del motor. Como consecuencia del aumento en la potencia, se da el aumento del ruido provocado. Sin embargo, el resultado no es distinto: molestia para el resto de actores viales.

 

4. Déjales las llantas pisteras a los pilotos de carreras

Algunos conductores se apasionan por las motocicletas de carreras  o por la velocidad y buscan igualar su motocicleta de calle con una de carreras, cambiando el tipo de llantas originales con llantas pisteras con las que pretenden ganar velocidad en lugares inadecuados como la vía pública.

La finalidad de estas llantas es aumentar la velocidad y el agarre, pero están hechas de un material adecuado para la pista de carreras y no para el asfalto común. En el asfalto común enfrentan problemas de adherencia al tener las estrías menos profundas y bajo la lluvia pierden la capacidad de filtrar el agua.

 

5. Buscas velocidad, pero encuentras problemas...

Son muchas las modificaciones que existen para aumentar la velocidad del vehículo, lo cual parece innecesario si se tienen en cuenta los límites de velocidad que imparte el Código Nacional de Tránsito y que casi cualquier motocicleta puede lograr sin problema alguno.

 

Las modificaciones más frecuentes en cuanto al aumento de la velocidad, son:

  • Cambiar los filtros de aire para generar una mayor combustión y velocidad.

  • Modificar los kits de arrastre, reduciendo el número de dientes del piñón para ganar potencia.

  • Aumentar la relación entre el pistón y el cilindro, adaptando un kit de arrastre de una motocicleta de mayor cilindraje a una de menor.

 

La próxima vez que pienses en realizar una modificación a tu vehículo piensa en cómo tu seguridad y la de los demás debe estar por encima de los gustos personales. Salva tu vida y la de los otros.

 

respetando-el-espacio-de-los-demás-aseguras-tu-espacio

La vía es uno de los lugares donde más interactuamos demás. Como todo en la vida cada cosa tiene su lugar, lo mismo pasa con los actores viales. Allí encontramos múltiples roles, vehículos y funciones. Por eso, como un actor vial debes conocer cuál es tu lugar en ella.

De la mano de Ricardo Carvajal, motero experto en seguridad vial, te damos algunas recomendaciones  que todo buen motociclista debe seguir para  conducir responsablemente  y contribuir con la seguridad vial:

 

  1. Estás en lo correcto si piensas que las motocicletas deben ocupar el espacio correspondiente a cualquier vehículo dentro de un carril. El comportamiento  incorrecto es que circulen detrás de los automóviles o de cualquier vehículo, justo por el centro, ya que al ocupar esta posición pierdes el rango de visión dificultando evadir con antelación peligros en la vía.

  2. Cuando circulamos en las vías, el primer factor a tener en cuenta es que una motocicleta es de menor dimensión en comparación a los otros vehículos tales como automóviles, buses y camiones. Y esto hace que en ocasiones puedan no vernos si no logramos situarnos dentro de su rango visual, incluyendo el de los retrovisores.

  3. Debes tener la máxima precaución al momento de adelantar o realizar acercamientos a los demás vehículos, al igual que al ir detrás o a los costados de estos.

  4. Es tan importante que los demás actores viales nos vean, como poder anticipar los peligros que se encuentran en las vías como rejillas, alcantarillas, huecos, charcos, regueros de aceites, piedras y muchos otros.

  5. Revisar el camino es la clave. Siempre debes tener la mirada al frente  y estar pendiente tanto de la vía, como de las acciones de los otros vehículos. Es recomendable realizar miradas de revisión constantes a los retrovisores, llevar una velocidad moderada y una buena distancia de los otros vehículos.  

  6. Estás en lo correcto si piensas que las motocicletas deben ocupar el espacio correspondiente a cualquier vehículo dentro de un carril. El comportamiento  incorrecto es que circulen justo por el centro detrás de los automóviles o de cualquier vehículo, ya que al ocupar esta posición pierdes el rango de visión dificultando evadir con antelación peligros en la vía.

Existe una única forma correcta de circular detrás de un vehículo. En laviaparatodos.com te contamos cuál es.

 

La línea invisible de la llanta izquierda

La forma correcta de circular detrás de un vehículo es siguiendo la línea de una de las llantas traseras del vehículo, preferiblemente la llanta izquierda, por los siguientes motivos:

1. Quedas justo detrás del conductor, así que en esta posición aumentas la posibilidad de ser visto o de estar dentro del rango visual de los retrovisores tanto laterales como del central.

2. Recuerda que los automóviles esquivan los obstáculos y trampas pasando sobre ellos justo por el centro del vehículo, buscando siempre no pasar con las llantas por encima de ellos, así que siguiendo la línea de las llantas estarás casi siempre lejos de los obstáculos.

3. Si el vehículo que sigues es mucho más grande, como un bus o un camión, quiere decir que no tienen su retrovisor central y que solo pueden ver hacia atrás por los retrovisores laterales. Por eso, si vas siguiendo la línea de la llanta trasera izquierda, siempre podrá verte por su retrovisor a menos que estés demasiado cerca.

5. Una de las razones importantes de seguir esta línea, es que en el centro del carril están la mayoría de las señales elaboradas con pintura plástica, con la que sabemos que hay que tener mucho cuidado, en especial si están húmedas. Siguiendo la línea invisible de la llanta, lo único que habrá debajo de tus ruedas será asfalto que tiene mejor adherencia a los neumáticos que la pintura.

 

Di siempre “no” a estas prácticas

Así como hay recomendaciones que debes seguir sobre cómo circular, también hay maniobras que nunca debes hacer. Aquí te las enseñamos:

 

1.       No zig zagear entre vehículos que circulan, pues en medio del recorrido pueden cerrarte y causar incidentes

2.       Al adelantar un vehículo nunca lo cierres, tómate el tiempo y la distancia necesaria para retornar al carril, así no tendrás inconvenientes.

3.       Al detenerte en un semáforo procura no hacerlo entre carriles o entre vehículos. Evita disgustos y recuerda que cada quien tiene un espacio adecuado en la vía, además procura hacerte detrás del vehículo y hacia los costados del carril, para prevenir incidentes.

 

Siguiendo estas recomendaciones podrás circular más seguro, y recuerda: respetar el espacio de los otros en la vía es asegurar tu propio espacio.